viernes, 4 de noviembre de 2016

En Lima... Deslucida novillada de La Centinela abre Feria del Señor de los Milagros

Por Fernando Farfán

30 de octubre de 2016. Plaza de Toros de Acho. Inmejorable fue el marco para dar inicio a la Feria del Señor de los Milagros 2016. Una plaza reluciente que estrenaba albero, sol
en el cielo limeño con regular entrada en los tendidos, un tercio de plaza en sol y algo menos en sombra; y gran expectativa por ver los novillos de una ganadería nacional que tomaba antigüedad en Acho. Lamentablemente los de La Centinela, aunque bien presentados, no dieron el juego deseado por mansos y descastados.

Andy Younes: Silencio y silencio.
Rafael Serna: Silencio y silencio.
Luis López: Oreja protestada por un sector y palmas.
_________________

Andy Younes se enfrentó a lo peor del lote. El que abría la tarde, distraído y sin celo, no quiso saber nada con el caballo. Recibe solo un picotazo y suena el clarín. El tercio de banderillas se extiende demasiado por la poca entrega del astado y la mala lidia que se le dio. En la muleta del francés sale suelto del primer muletazo y se revuelve pronto en el segundo haciendo caer a Younes sin consecuencias. Manso con peligro que aprieta por el derecho, pitón por el que porfía su matador sin fortuna, la que tampoco tuvo al entrar a matar donde dejó una media perpendicular defectuosa.

Su segundo repite en el capote y lo lancea a la verónica sin lucimiento. Recibe una buena vara este cuarto y otra vez se extiende en demasía el tercio de banderillas. Lo brinda al público Younes, pero el novillo va de más a menos. No pasa en la muleta y sale con la cara alta. Se rajó al final. Con la espada en este dejó un pinchazo hondo y una entera.

Rafael Serna evidenció sus buenas maneras y se mostró como el torero más puesto de la terna. Su primero no mostró celo. Parea bien Darcy Tamayo que es obligado a desmonterarse. En la muleta el español aprovecha las pocas embestidas a media altura del novillo templando los derechazos. Serna pasaporta a su enemigo de tres descabellos después de una estocada de buena ejecución pero trasera y desprendida.

Su segundo echó las manos por delante de salida. Con la muleta inició por doblones, el último cambiando la mano y saliendo con torería de la cara del novillo, que tiene movilidad pero es gazapón y de embestida descompasada. Novillo con complicaciones, pero con posibilidades que Serna no supo resolver. Lo mata de una estocada desprendida y tres golpes de descabello.

Luis López estuvo entregado y lo dejó todo en el ruedo. Sus ganas de agradar fueron retribuidas por un público que estuvo muy receptivo y festivalero en su mayoría. El único novillo que sirvió de la corrida cayó en manos del peruano. Fue bueno el tercero al que recibió en la puerta de chiqueros con dos faroles de rodillas y tres chicuelinas que calentaron los tendidos. El novillo recibe una buena vara y el quite es por saltilleras cargadas de emoción rematadas con una revolera.

La faena se la brinda al matador Paco Céspedes. El de La Centinela tiene movilidad, es fijo, embiste con prontitud y se arranca al galope. Pegado a tablas López se hinca de rodillas para iniciar su faena con pases por altos que no resultan limpios. Con la derecha se deja tocar el engaño, cambia de mano y mejora, rematando una tanda con el pase del desdén y otra con un afarolado. Tiene ritmo y clase el novillo que pedía todo por abajo. No le bastaron las ganas a López para estar a la altura del buen novillo del hierro nacional. La estocada le queda baja y el juez le concede una oreja exagerada que el público pidió en su mayoría.

Su segundo sale suelto del capote, lo saca a los medios y remata con una media. El novillo protesta el primer puyazo y sale huyendo. Recibe castigo en jurisdicción del segundo picador. A por todas López lo brinda al público. Doblones de inicio para someter al novillo que sale suelto. Persigue el peruano al manso huidizo por todo el redondel. Cuando le dejó la muleta en la cara el novillo repitió con más emoción que clase. Pegado a tablas lo coge el astado y va por él en el suelo sin poder herirlo. Manoletinas finales para luego pinchar y enterrar la espada otra vez en los bajos.

Foto: José carlos Arata

sábado, 27 de agosto de 2016

José Garrido salva la tarde en Bilbao y abre la puerta grande

Por Fernando Farfán

27 de agosto de 2016. Octava de las Corridas Generales de Bilbao. Fueron seis los que ya habían saltado al ruedo de Bilbao y el petardo estaba cantado. Esta vez fueron los de
Ricardo Gallardo, bien 
presentados y serios por delante, pero vacíos por dentro, descastados y mansos hasta decir basta. El sexto fue devuelto por débil y salió un séptimo con el mismo hierro. No era fácil porque la tarde estaba cuesta arriba y el público en contra, pero eso no le importó a José Garrido que volvió a mostrar sus credenciales de torero bueno. El sexto (bis) fue regular, pero también agradecido y no se aburrió. Garrido lo dominó y corrigió defectos a base de templarlo y llevarlo sin brusquedad. Con la izquierda mejor no pudo estar. Echó los vuelos y bordó el toreo. Clasicismo, mando y buen gusto. Bilbao se volcó a favor del torero y puesto de rodillas al final de faena calentó los tendidos. La mesa estaba servida y la puerta grande entreabierta del día anterior. Con todo esto, mas una estocada en todo lo alto, Matías dejó caer los dos pañuelos. Se hizo justicia a un torero que lo puso todo y que tiene argumentos para encumbrarse en lo más alto. Con su primero las ganas no bastaron. El de Fuente Ymbro fue protestón y no tuvo transmisión. Se puso entre los pitones al final y lo despachó de un pinchazo hondo y un golpe de descabello. Sebastián Castella estuvo por encima del primero, al que le dio tiempo y le dejó la muleta en la cara sin que el manso quiera nada. El cuarto se rajó y fue imposible. El primero de Miguel Ángel Perera no tuvo mala condición. De salida colocó bien la cara y lo lanceó por delantales en los medios. No perdonó Garrido el quite y las chicuelinas fueron garbosas. En el último tercio le bajó la mano, pero la poca poca fuerza hizo que se venga abajo. No duró nada y lo pasaportó de una entera. Con el quinto no tuvo tela. Otro que protesta los muletazos. Digno el torero que mató enterrando casi por completo el acero.
Foto: Arjona

jueves, 7 de julio de 2016

Casa Toreros - Consorcio Perú anuncia Feria del Señor de los Milagros 2016

Por: Fernando Farfán

En concurrida rueda de prensa los empresarios Juan Manuel Roca Rey de Perú y los mexicanos Juan Pablo Corona y Pablo Moreno presentaron a Casa Toreros –

Consorcio Perú
como la empresa gestora de la Plaza de Acho, quien dirigirá sus destinos por los próximos cinco años. A su vez hicieron importantes anuncios de lo que será la próxima Feria del Señor de los Milagros 2016 que servirá de marco para celebrar los doscientos cincuenta años de la fundación de la plaza.
También participaron de la rueda de prensa el alcalde del Rímac, Enrique Peramás, y el Presidente de la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana, Martín Bustamante, quien anunció que junto con la empresa gestora del coso bajopontino, y en calidad de dueños del inmueble, se encargarán de dar mantenimiento a la plaza en lo que respecta a las obras de agua y desagüe, lo que es una buena noticia pues hasta no hace mucho han venido mostrando indiferencia.


En el plano taurino lo más resaltante es que la feria constará de cinco tardes. Las fechas son los domingos 6, 13, 20, 27 de noviembre y el domingo 4 de diciembre.
La feria será de máximo nivel por lo que se contará con la presencia de las principales figuras de toreo. Se tiene cerrada la contratación de doce matadores faltando cerrar todavía un cartel y las ganaderías a lidiar, en las que se tendrá especial cuidado para evitar inconvenientes en los reconocimientos veterinarios.
Este año vuelven a Lima Enrique Ponce, Morante de la Puebla, Julián López El Juli, José María Manzanares, Manuel Escribano, Alejandro Talavante, Daniel Luque, Joselito Adame, Alberto López Simón, Joaquín Galdós, Andrés Roca Rey y hará su estreno Ginés Marín.


La fiesta es del pueblo y en ese sentido habrá una disminución en el precio de las entradas de modo que nadie se pueda quedar sin ir a los toros. La disminución será de hasta un 25% en las zonas populares y para aficionados que vengan de provincia el descuenta llegará hasta un 35%. Los Empresarios apuntan a tener cinco llenos.
Tarea difícil, pero con carteles rematados, precios accesibles y adecuadas estrategias mercadotécnicas es posible cumplir el objetivo. Se buscara tambien acecar la fiesta a los niños, por lo que se contará con promociones para este público.
Se recibió con buen ánimo el anuncio de la creación de la Escuela Taurina de Acho que llevará por nombre Andrés Roca Rey, la que estará a cargo de Luis Miguel Rubio, quien fuera el primer maestro de nuestro crédito nacional.


Con el objetivo de captar la atención de personas no asiduas a Acho y enriquecer el espectáculo se contará en alguna de las tardes con recortadores que sin duda causará mucha expectativa.


Esta vez la venta de entradas estará a cargo de la empresa Tu entrada, las mismas que se pondrán a la venta en los próximos veinte días cuando los carteles estén cerrados al 100%.

martes, 24 de mayo de 2016

David Mora volvió a lo grande

Por Fernando Farfán

Décimo novena del abono madrileño. La vida da revanchas y hoy David Mora se la cobró. Hace dos años en esta misma plaza un toro estuvo a punto de quitarle la vida y
Derechazo encajado
sino apartarlo para siempre de los ruedos, pero el destino le tenía reservado otro toro. Esta vez a “Malagueño” premio a su perseverancia. El “Alcurrucén” que saltó al ruedo Venteño en segundo orden fue extraordinario. Sin duda el toro soñado para cualquier torero. Solo hizo un extraño en su primer contacto con el capote y de ahí en adelante se desplazó con clase, nobleza y siempre humillado. La pelea en el caballo fue discreta. Se destaca aquí también la humillación y la alegre arrancada en su segunda entrada. El toro también fue alegre en banderillas y en la muleta fue fijo, pronto, codicioso y con esa tranco de más propio de su encaste. David Mora se lo brindó al médico de la plaza y empezó su faena citando en los medios. El toro no se le arrancó y acortó distancias. Así cerrado en tablas se lo intentó pasar por la espalda y fue atropellado levantándolo de mala manera. Se temió lo peor, pero solo fue un susto. Ya repuesto y vuelto a la cara del toro empezó a gustarse y bordar el toreo como siempre lo soñó. Muletazos largos y templados con la figura encajada y corriendo la mano. Las tandas son de ensueño por uno y otro lado, pero sin exigir del toro que fue llevado siempre a su aire. Al toro había que matarlo y fue lo que hizo David Mora de gran forma. Estocada en todo lo alto, efectiva y de buena ejecución. El juez no dudó en dejar caer los dos pañuelos blancos premio al torero y el pañuelo azul premio a la bravura del toro.

Alcurrucén echó esta vez una buena corrida a diferencia de su presentación anterior. Aparte del toro de David Mora hubo otros dos de juego interesante. El primero de Diego Urdiales y el segundo de Andrés Roca Rey.

El riojano estuvo frío sin poderle al que abrió plaza. Toro encastado y exigente que pedía todo por abajo y que nunca rompió. Su segundo no tuvo historia. El que hizo cuarto fue un manso de libro. 

Andrés Roca Rey cumplió su tercera presentación en la feria. Como cada tarde el peruano salió a por todas. Al primero de David Mora le hizo el quite por Saltilleras y con sus dos toros estuvo firme y solvente. Algo atropellado y encimista con el primero, pero jugándose el tipo en todo momento. A este lo mató como si las orejas estuvieran en juego. Se volcó sobre el morrillo sin importarle los derrotes que pegaba el toro. 

El que cerraba la tarde fue otro buen toro, pero de salida hizo un extraño donde evidentemente se dañó condicionando su comportamiento posterior. Encastado y con complicaciones al que Roca Rey le plantó cara estando siempre por encima de las condiciones de su enemigo. Otra vez estuvo fino con la espada dejando una entera arriba de gran ejecución 

Madrid es una plaza exigente, pero también sabe ser intransigente. Hoy pitaron la labor del peruano sin razón alguna. Sería bueno recordar que a los toreros se les mide en función a las condiciones de los toros que tienen al frente.

Foto: Manolo Briones